hygge

Os va el rollo “hygge”

¿Has oído hablar alguna vez de la práctica del “hygge”?…Parece ser que este rollo hace que los daneses sean los más felices del mundo. Y por qué no nos enteramos bien de qué va esto y les copiamos. Toma nota, te vamos a pasar todas las claves.

Para los daneses la palabra hygge y todas sus derivadas como huggelig o huggekrog forman parte de sus vocabulario diario. Es casi una obsesión. Eso sí, sana. En realidad es sanísima. Y es que tiene mucho que ver con que su país sea el más feliz del mundo, según el Informe de Felicidad Mundial.

hygge

Bueno, y te estarás preguntando, qué es el hygge. Pues la verdad es que no tiene una traducción literal, pero vendría a ser algo así como conseguir una sensación de bienestar y confort absoluto. Y si tenemos en cuenta que su clima no es que sea para tirar cohetes, dan ganas de copiarlo. Ahora te vamos a dar algunas claves para ser muuucho más feliz poniendo el hygge en modo on en tu propia casa.

hygge

Iluminación hygge: velas, más velas y luz tenue. La casa para los daneses es uno de los lugares donde pasas muchas horas, así que es aquí donde crean sus atmósferas relajantes. Por eso las velas no pueden faltar, ellos gastan cantidades industriales. Para que te hagas una idea de lo importante que son para ellos, la palabra aguafiestas en danés es “lyseslukker” que significa literalmente el que apaga las velas.

hygge

También tienes que ser capaz de encontrar tu sitio más higgekrog. Esto significa que debes buscar tu sofá con unos confortables cojines y una mantita, tu butaca favorita con un reposapiés o incluso ese rinconcito junto a la ventana en la cocina o el salón.

Elige textiles que sean agradables al tacto y al resto de los sentidos. Mullidos como de pelo, cojines de lana con canalé o trenzados, de punto o con tejido polar. También es recomendable los colores neutros, suaves o cálidos como el gris piedra, blanco o caldera. Y algunos estampados también están permitidos como el tartán o los cuadros.

hygge

Los daneses también son conocidos por ser muy golosos. Les encantan los dulces y las tartas. Un buen trozo de tarta con una buena taza de bebida caliente de chocolate, té o incluso café serán ideales para crear tu momento hygge.

En la gran mayoría de las casas danesas hay chimeneas o una estufa de leña. Y no por falta de sistema de calefacción, sino porque les encanta el sonido del crepitar de la leña, la luz del fuego y, sobre todo, la calidez que desprende. Si no tienes chimenea en casa puedes colocar una de bioetanol que no requiere instalación y crea una atmósfera muy parecida.

hygge

¿Qué te parece? ¿Te apuntas a la fórmula de la felicidad de los daneses?

*Fuente: El Mueble

Share

acerca de GranPlazaBlog

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *