Dieta Paleo

Dieta Paleo, ¿funciona?

¿Por qué la genta que la prueba dice que funciona? Pierdes peso de forma gradual, tienes más energía… ¿Quieres saber qué hay de verdad en todo esto? ¿Es oro todo lo que reluce? Seguro que ahora que está llegando el buen tiempo y se acerca el momentazo de lucir biquini, el post de hoy en el que os explicamos cómo funciona la dieta Paleo, os resulta interesante. Seguid leyendo.

Hace relativamente poco tiempo, el Instituto Médico Europeo de la Obesidad concluía que la dieta Paleo era una de las dietas más saludables para perder peso. Por eso, hemos pensado que podía ser interesante profundizar más en este tema y compartirlo con vosotros ya que muchas de las personas que la han probado afirman rotundamente que funciona.

Dieta Paleo

Como afirman sus creadores, la dieta Paleo es una filosofía, un estilo de vida que apuesta por la vuelta a los orígenes inspirados en esta premisa: el cuerpo humano en su ADN está programado para vivir (y comer) como un cazador-recolector. Según los incondicionales de esta dieta, el cuerpo humano ha evolucionado muy poco desde el Paleolítico en comparación con el desarrollo de la alimentación, que ha cambiado de forma vertiginosa. Un desequilibrio cuerpo-alimentación que, dicen, puede ser el causante de muchas de las enfermedades que padecemos hoy en día.

Dieta Paleo

Por esto, la dieta paleolítica apuesta por recuperar la comida que ayudó a nuestros antepasados a sobrevivir durante miles de años. Todo esto se traduce en no tomar alimentos procesados, ni azúcares ni granos procesados; en reducir el consumo de cereales (permiten en arroz blanco), legumbres (los más estrictos evitan garbanzos, lentejas y soja) y lácteos (permiten fermentados y recomiendan evitar los procesados) y potenciar el de carnes magras, pescado, mariscos, frutas y verduras.

Dieta Paleo

Es verdad que los más puristas no relacionarían esta dieta con la pérdida de peso como objetivo prioritario, ya que se trata de una filosofía de vida que pretende alinear nuestra alimentación con nuestra genética. Aun así, la realidad es que uno de los fines por los que la practica mucha gente es precisamente la pérdida de peso que experimentan con ella, de forma progresiva y gradual.

Otra de las bondades que tiene esta dieta, según sus creadores, es que te afecta también al plano mental. Te ayuda a concentrarte mejor, mejora la capacidad para dormir, baja el nivel de colesterol… Con esta dieta además, al incluir en cada una de las comidas proteínas magras, vegetales y grasas saludables, la sensación de saciedad es mayor.

Dieta Paleo

Edurne Ubani, creadora del blog sobre vida Paleo Eva Muerde la Manzana, ha recogido en este libro más de 60 recetas con las que no solo se puede aprender a cocinar platos nuevos e igual de sabrosos que los tradicionales, sino también a planificar el menú semanal de acuerdo a los principios ‘paleo’. La intención de la autora es facilitar el camino a quienes quieren empezar con esta alimentación.

Sin embargo, hay expertos que aseguran que no hay que dejar de comer todos los alimentos que prohíben. No creen que hay que eliminar cereales o lácteos. Lo que sí es aconsejable es reducir su consumo respecto al de otros alimentos a los que estamos mejor adaptados. Lo que tienes que tener en cuenta es que si decides probar con la dieta Paleo, debes hacerlo de forma gradual y siempre que tengas un buen estado de salud. No pueden llevarla a cabo embarazadas ni personas con problemas renales. Y recuerda que desde el Instituto Médico de la Obesidad avisa de que el elevado aporte proteico de esta dieta esconde el riesgo de desarrollar algunas enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación.

Dieta Paleo

Share

acerca de GranPlazaBlog

Dejar una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *